Logo Aragon Sport

El primer periódico multimedia del
deporte en Aragón
Logo Facebook Logo Twitter



Logo Siete Red Hell District

Redondo

¡Qué partido, carajo! Redondo. Pasan las horas, pero sigue el regusto dulce de un encuentro perfecto. De esas veladas en las que vuelves a casa con una sonrisa pintada. 

Cuando caminas hacia el pabellón tiendes a elaborar el menú de un partido ideal. La receta con los ingredientes para darte un festín. El partido ante Lietuvos fue un opíparo banquete con una digestión plácida.

El intermitente Roll 2013-2014 dio un paso, una zancada, un salto de longitud hacia delante. Si se dudaba que alcanzara el nivel que mostró el pasado curso, ayer lo superó con creces. A su gran tiro en suspensión habitual añadió entradas a canasta de todos los colores, rectificados y tiro exterior. Clase made in UCLA. Verle sacar la lengua, llevarse la mano a la zapatilla y volver a la defensa tras estas acciones: Qué gozada.

Los escuderos del americano estuvieron a la altura: 4 jugadores más con 10+ puntos; Shermadini con 20 de valoración; Jones con 12 puntos dominando la zona y con buena mano a media distancia; Llompart o Stefansson  recuperando (más) sensaciones; buen porcentaje de 3 y circulación de balón, pocas de "esas" pérdidas... Una de las noches en que el basket cobra sentido.

Y, por supuesto, Henk Norel. El 25 del CAI no tuvo ni tiempo de ponerse nervioso: Jones, asfixiado a falta de dos minutos para finalizar el primer cuarto, pide el cambio. Abós, sin ceremonias, se vuelve y le señala. Las miradas de compañeros, del público, medios... se tornan hacia el jugador que se levanta. Se quita la chaqueta. Un segundo de silencio. Y el Felipe estalla en un rugido como pocas veces se le ha oído. Todo el mundo aplaude. Sin excepción. "Me quieren. Gracias", dice en rueda de prensa. Sí, Henk. Es lo que se respiraba en la grada. Intensidad, rigor defensivo y cuatro aplaudidísimos puntos (al mirar el banquillo se pudo ver la alegría de un equipo). Muy atento a los cambios defensivos y a los bloqueos, no sólo ha cumplido, ha demostrado un compromiso enorme. Si bien le ha podido faltar un punto de agresividad en la lucha por el rebote (que se coge con minutos), Palacios no era un rival como para encontrarse después de 9 meses de inactividad. Y ni aún así desluce. Sólo por verle coger ese primer rebote ofensivo y asistir a Damjan yo habría pagado la entrada.

Todos podremos encontrar peros a este partido: la defensa de Shermadini sobre Palacios podría haber sido más intensa. Los minutos de Urtasun o Fontet, con el partido decidido, más numerosos. El descanso de hombres como Llompart, Roll o Jones, mayor. Sin embargo, ayer fue uno de esos días en los que no fijarse en nada. Sólo disfrutar. Aplaudir. Mañana, la clasificación será la misma. La Copa seguirá estando difícil y también el Last 32. Pero hoy nadie nos quita la satisfacción de salir de casa recordando un partido de BALONCESTO. Con mayúsculas. Bravo equipo. Bravo CAI.

Añadir nuevo comentario