Logo Aragon Sport

El primer periódico multimedia del
deporte en Aragón
Logo Facebook Logo Twitter



Logo Siete Red Hell District

Qué bueno que volvisteis

Podría hoy hablarse de un camaleónico y ambivalente CAI que va a jugarse la Eurocup en un infierno turco de 3.000 butacas. Podría hablarse de que este fin de semana la Copa está en juego en un coliseo más que digno de la NBA contra uno de los equipos más potentes de Europa. De que el Basket CAI Zaragoza es, esta temporada, un cazador caprichoso  que alterna partidos sin alma con brutales matanzas como el ciclón devastador que arrasó Madrid este domingo.

Sin embargo, hay algo más bonito de lo que hablar.

Ayer se embarcaron en el AVE dos antiguos pasajeros tras tiempo sin calzarse la mochila a la espalda. Uno de ellos ha sido un ausente casi fugaz, pero que se ha dejado sentir. Su carácter en la pista, su intensidad, sus inverosímiles entradas a canasta han dejado al CAI huérfano de regularidad en el perímetro y de uno de sus valores más fiables. Cada vez que los Inchas le dedicaban su cántico se echaba un poco menos en falta al islandés. O tal vez más. Hoy, por fin, podrá volver al parquet. A su sitio.

El otro ausente es un poco tramposo, ya que hace una semana que dejó de ser ausente, a medias. Su nombre casi sólo puede susurrarse: la expectación que genera puede despertar los aplausos doquiera que lo mientes. El otro día el pabellón Príncipe Felipe se puso en pie para recibirle. Fue una sensación curiosa sostener la hoja de estadística y ver su nombre, aún con el resto de la hoja con atributos en blanco. Curiosa y maravillosa.

Meses y meses de recuperación y esfuerzo, de ejercicios, de entrenarse con Isaac López antes de los partidos, tocan a su fin. Verle de corto es como reconocer una cara entre la multitud, como despertar en medio de la noche y descubrir cuántas horas te quedan para dormir: aporta tranquilidad y reconforta.

Este CAI es mucho más CAI con ellos. Más fiable, más equipo, más peligroso, más aguerrido... o simplemente más CAI. Más de esa esencia que brilló la pasada campaña. Pensad en algo bonito. En que, cuando esta noche se abran las puertas del vestuario, alguien les recibirá. Y dirá: "Pasad. Os esperábamos. Qué bueno que volvisteis".

Añadir nuevo comentario