Logo Aragon Sport

El primer periódico multimedia del
deporte en Aragón
Logo Facebook Logo Twitter



Logo El Traspiés

Pabellón José Luis Abós

Hace ya una semana que se machó José Luis Abós y todo continúa siendo demasiado raro. Desde entonces, el CAI Zaragoza ha jugado dos partidos. Uno lo perdió en el tiempo extra, el otro lo ganó en el último segundo, después de que el rival, Fuenlabrada, fallase un triple totalmente liberado en la última posesión del encuentro. Pero, ¿quién podría sacar algún tipo de conclusión de ambos choques? Los sistemas de juego, el reparto de roles, la evidente descompensación interior-exterior... todo palidece una vez que la situación se pone en la perspectiva emocional que exige la situación. Aparentemente, el show debe continuar. Así se extraía de la emocionante carta con la que el eterno coach rojillo decidió despedirse. Con la elegancia moral que siempre le caracterizó, Abós quiso que sus últimas palabras públicas fueran un alegato a favor de una vida que no fue justa con él. El mejor epitafio para un magnífico entrenador y, lo que es verdaderamente importante, una buena persona.

 

Resulta imposible que la lectura de dicha misiva no entumezca los ojos de cualquiera que se acerque a sus líneas. Lo honesto de su redacción, unido a lo común que desgraciadamente resulta el drama de Abós para cualquier familia, es capaz de derribar incluso a la nueva armadura de Shredder. Personalmente, encuentro especialmente demoledor el siguiente párrafo: “Cuando pensaba que la vida de los demás seguía mientras yo tenía que apartarme y que poco a poco me olvidarían, me llenó de felicidad y de emoción el día de la presentación ver la ovación, las pancartas, las camisetas de ánimo. Me emocioné como no lo he hecho en la vida”. La dignidad, la consciencia y el agradecimiento que desprende dicho extracto resume la esencia del paso del técnico por el CAI Zaragoza.

 

Por ello, ha llegado el momento de devolver una gratitud que ha de ser recíproca. De manera espontánea, canalizada en la iniciativa llevada a cabo por Jorge Lambán a través del portal Change.org -firmar aquí-, que ha conseguido aunar más de 15.000 firmas, la marea roja pidió que el pabellón Príncipe Felipe fuera rebautizado en honor del hombre que más esplendor le ha dado en los últimos años. De ser un recinto de LEB, el hogar de un equipo tendente al fracaso y el esperpento, a albergar con orgullo competiciones europeas e, incluso, unas semifinales de ACB. El legado de Abós para el baloncesto zaragozano, aunque seguramente incompleto, es incuestionable. Por tanto, el reconocimiento a su figura ha de ser igual de rotundo.

 

Zaragoza no debe, tal y como escribió el propio entrenador, “olvidar poco a poco” al que ha sido uno de sus principales referentes deportivos -y sí, en alguna ocasión a mi también me parecía que pedía los tiempos muertos tarde-. En una ciudad que tiene miedo a personalizar y prefiere llamar a sus lugares más emblemáticos por nombres genéricos; el Huevo, el Siglo XXI, La Romareda, el CAD del Actur... cambiar la tendencia es más que necesario. Es cierto que Abós tuvo varios reconocimientos institucionales, los cuales se le hicieron en vida, que es como, en mi opinión, se han de hacer los homenajes. Sin embargo, ha llegado el momento de dar un paso más y que, aunque el propio interesado nunca lo pueda saber, las siguientes generaciones de amantes de la canasta conozcan que, en el lugar al que peregrinan cada 15 días para ver a su equipo, una vez, un hijo de su misma ciudad, nos devolvió la ilusión por la pelota naranja.

 

Este miércoles hay nuevo partido de Eurocup e, irremediablemente, el CAI debe salir a ganar. Es la manera que tiene la competición de recordarnos que la vida, muchas veces, consiste en seguir hacia delante. Sin embargo, permitirnos que, a los que nos vuelve locos esto del baloncesto, lo hagamos desde el pabellón José Luis Abós.  

Comentarios

Totalmente de acuerdo con su comentario D. Javier Mercadel, un hombre que sabe y entiende del baloncesto como es vd, habla con criterio y sabiendo lo que se habla. La iniciativa de Jorge Lamban ha tenido su efecto con mas de 15.000 firmas, dice vd Sr. Mercadel que se emocionò y sois de ahi, un servidor que esta en la otra punta de España en ROTA, provincia de Cadiz, tambien me emocione y no conozco de nada a Jose Luis Abos, solo de la entrevistas en radio y television y de los comentarios de sus compañeros de prensa. Tambien totalmente de acuerdo que la cosas hay que realizarlas en vida, pero pienso que Abos se lo merece y con creces, para que los que vayan al pabellòn y sobre todo para las nuevas generaciones sepan quien es y quien fue Jose Luis Abos, que fue un hombre que lucho por el baloncesto en Zaragoza y por lo tanto un si rotundo al nombre de JOSE LUIS ABOS para el pabellòn, el hombre por siempre y para siempre de la eterna sonrisa.

Añadir nuevo comentario