Logo Aragon Sport

El primer periódico multimedia del
deporte en Aragón
Logo Facebook Logo Twitter



Logo Siete Metros y Dos Minustos

No es oro todo lo que reluce

El 27 de Enero de 2013, la selección española se alzaba con su segundo título de campeón del mundo de balonmano, ocho años después de aquella gesta ante Croacia en el mundial de Túnez.

Unos cuántos días antes, arrancaba la competición más importante del panorama balonmanístico. Y lo hacía en España, pese a que más del 99% del país no se había enterado. No era raro oír la pregunta, ¡Ah! ¿Pero que se celebra aquí en España un mundial de Balonmano? por las calles, en las casas, en los bares, etc. cuando se hacía mención al partido de inauguración de los Hispanos (E incluso ya bien avanzada la competición).

Una escueta reseña "Handball 2013" se podía ver en algunos anuncios de primeras marcas en la televisión. Tímidos carteles publicitarios en los centros de las ciudades sede -algunos de ellos colocados cuándo la competición ya había comenzado-. Indicaciones prácticamente escasas en las avenidas aledañas a las sedes y breves y nimios comentarios en los medios de comunicación.

Podemos seguir flagelándonos y auto-convenciéndonos de que el balonmano es un deporte minoritario. Pero lo cierto es que TODOS, y digo TODOS, hemos desaprovechado una oportunidad de oro para revocar esa situación. Y, para colmo, los Hispanos nos la pusieron en bandeja de plata - o de oro, mejor dicho- para dar un giro de 180 grados y revertirla. Y, sencillamente, no nos dio la gana. Durante la primera fase los pabellones daban una imagen desangelada. Y daba igual que fuera un Arabia Saudí-Corea del Sur o un Croacia-Hungría. Ni siquiera el pabellón se llenaba cuando jugaba la selección.

Y podemos apelar también a la crisis, esa que azota tan violentamente a la sociedad española en general, y a nuestro deporte en particular. Pero, ¿hubieran estado los estadios de fútbol igual de desangelados en un Mundial celebrado en nuestro país en 2013? Y eso que las entradas para el mal llamado, deporte rey, hubieran como poco cuadruplicado o quintuplicado el precio de un ticket para ver un partido de balonmano.

Pero igual que critico esa falta de asistencia, alabo la reacción que se tuvo en las fases finales, dónde los pabellones eran un lleno tras otro, especialmente en Zaragoza.
Pero no seré yo el que atice a los seguidores de nuestro deporte, que bastante tenemos que aguantar. De ver como una y otra vez, el balonmano es ninguneado a todos los niveles. Y aún así, más de 1.500 personas se presentaron voluntarias para echar una mano, a cambio de nada, al buen devenir y transcurso del Mundial. Eso no fue noticia a nivel nacional. El puñado de segundos dedicado a que habíamos conquistado por segunda vez el campeonato del mundo, ya era más que suficiente para
acordarse de nosotros. Y eso que la IHF destacó abiertamente que la organización había sido no de diez, sino de once.

 
¿Qué falló entonces? ¿Por qué el Mundial, lejos de suponer un trampolín, parece haber adormecido aún más la situación de nuestro deporte? -equipos con problemas económicos graves, jugadores que se marchan a otras ligas, disminución del número de fichas federativas, ...-

Mejor preguntarse, ¿por qué no se aprovechó el Mundial para realizar una agresiva campaña publicitaria a todos los niveles -internet, televisión, radio-? ¿Por qué no se prepararon actividades para los más pequeños en días de partido? ¿Por qué no se incentivó la entrada a los pabellones con ofertas y con actividades tanto fuera como dentro del recinto?

Esas acciones, especialmente para los más pequeños, hubieran significado la inyección necesaria para la promoción del deporte base que, no olvidemos, es el eslabón más importante de la cadena. Que un niño, elija VOLUNTARIAMENTE el balonmano, por encima de otros deportes mucho más mediatizados, tiene que ser nuestra verdadera medalla de oro.

Y, al igual que el balonmano necesita jugadores que lo practiquen, también necesita personas que los instruyan. Una de las mayores lacras que ha existido en este deporte es el de no requerir un título de entrenador para dirigir a equipos base. Un error muy grave, ya que es precisamente entonces cuando más atención hay que prestar a los equipos, y mejor hay que prepararlos para el futuro. Los entrenadores sin título y sin instrucción, sólo entrenan "por repetición", realizan  lo que han visto a quiénes anteriormente les instruyeron. Insisto, un error muy grave.

Por aquí empieza la verdadera recuperación del balonmano, no económica. Por acudir a los pabellones -cuando sea posible-, devorar los partidos en televisión, asistir a conferencias, cursos, etc., ser entrenador, o árbitro o incluso anotador. Y, por supuesto, fomentarlo a todos los niveles. Hablar con ilusión a los que empiezan, de lo que es este deporte y convencer a los que apenas lo conocen de que se animen a ver un partido.

Así empezaremos a darle la vuelta a la situación. Así empezaremos a aportar de verdad nuestro grano de arena. 

Comentarios

Estoy muy de acuerdo en que siempre somos ninguneados a nivel mediático, y mira que se hacen cosas positivas deportivamente, pero solo salimos en los medios con cosas negativas, como desapariciones de equipos. Y me parece muy correcto el planteamiento de la base, pero actualmente, salvo en los colegios donde es tradición la práctica de nuestro noble deporte, si un niño elige voluntariamente jugar al balonmano es porque en su colegio o instituto no le ofertan los otros deportes mayoritarios, o, si se los ofertan, es porque lo hacen de modo "inclusivo" (a las niñas les ofertan deportes tradicionalmente masculinos y a los chicos deportes tradicionalmente femeninos) Y así, seguiran saliendo jugadores, pero retrocedemos a niveles de hace 30 años y nos vamos de cabeza al pozo. Lo de fomentar actividades en la calle es una muy buena idea para acercar a la chavaleria el deporte, pero pasa como todo, hay que ser capaces de hacerlo en situaciones en las que puedas movilizar a los niños. En enero, en las fechas del Mundial, en Guadalajara o en Zaragoza (sedes mundialistas), no hace como para estar haciendo actividades fuera de los pabellones, y dentro de ellos se esta jugando (Otro tema a discutir seria el precio de las entradas para partidos de primera fase que se sabían que podía pasar lo que luego pasó). Se podría haber llegado a algun tipo de acuerdo con los colegios para hacer excursiones y viesen los entrenos de algun equipo, o jornadas con los jugadores. Muchos clubes intentar aportar ese vacio con jornadas de iniciacion y de puertas abiertas, pero con bastante poco apoyo (no mas de que el ayuntamiento les ceda gratuitamente alguna plaza para montar algun juego relacionado con el balonmano); o algun tipo de clinic, pero nada muy avanzado. Y con respecto a que los entrenadores/educadores no requieran de titulo para entrenar, estamos en un problema más serio. Es el mismo que el del arbitraje. Para categorias inferiores de base (No hablo a partir de infantil o cadetes, que ya están en el ambito federativo), si no se involucran padres (que por supuesto la mayoria de las veces no tienen la formación en balonmano necesaria para ser monitores deportivos) o chavales de los clubes federados (Juveniles o Juniors, por ejemplo; a mi me hacían ir a arbitrar partidos de benjamines sin tener titulación arbitral siendo cadete), no se involucra NADIE, y ese es el verdadero problema de la base. Esperaba aun más caña a la situación de los equipos profesionales, pero supongo que lo harás en futuros artículos... Esperando ansiosamente el siguiente...

Yo estoy de acuerdo con los 2, entiendo que los equipos bases están como están, pero es que aquí (España) solo hay un deporte y medio .. Futbol y LUEGO EL Baloncesto, lo demás .... queda bastante olvidado pero no porque no haya gente que quiera jugar, si no porque casi todo va dedicado al deporte rey, en cuanto a la poca cobertura del Mundial..... aquí es donde hay uno equipo , me imagino que bastante profesional que es el que tiene que hacer una Campaña de Marketing a lo grande, mirar ahora las GUERRERAS, todos hablan de ellas, cada uno se busca su "marketing", pero bueno.... solo es mi modesta opinión y esperaremos el siguiente

Añadir nuevo comentario