Logo Aragon Sport

El primer periódico multimedia del
deporte en Aragón
Logo Facebook Logo Twitter



Logo Siete Metros y Dos Minustos

La importancia de ser entrenador

¡Qué importante es la figura del entrenador! Y qué poco la solemos valorar.

Todos, cuando hemos sido jóvenes, hemos querido sacarnos un dinero extra, haciendo un trabajo en principio no muy difícil, para nuestros caprichos y hobbies. Uno de esos “trabajillos” es el de entrenador (En este caso de balonmano). Malamente llamado “entrenador” por cierto.

Y es que el tema del que hoy quiero hablarles no es la economía sumergida, no. Es la falta de preparación de entrenadores en la base del balonmano. Y lo peor, es que no nos damos cuenta de que la base es la parte más importante en el aprendizaje de un jugador. Y normalmente pretendemos pasar de ella colocando a gente no experimentada al cargo de un grupo de chavales que quiere saber qué es eso del balonmano (o fútbol, o baloncesto, o waterpolo…)

Entrenar a chavales de categorías pre-benjamín, benjamín, alevín e incluso infantiles, sin tener el título de entrenador, está a la orden del día. ¿Intrusismo laboral? Hombre, tampoco es eso. Lo primero, porque el balonmano no tiene tanto tirón como para permitirse el lujo de no contar con aquellos que desean entrenar a un equipo pero no tienen el título. Lo segundo, porque a niveles escolares, el trabajo de “entrenador” no está reconocido como tal y por lo tanto no está correctamente remunerado y adscrito a la Seguridad Social (Aunque debería). Y lo tercero porque, desafortunadamente, son muy pocos los que se animan a obtener, al menos, el título de monitor de tiempo libre (El primer nivel para ser entrenador de cualquier deporte).

¿Cómo solucionar esto? Pues de una manera aparentemente fácil pero a la vez complicadísima. Animar, fomentar y espolear a los mayores de 16 años, a sacarse el título de entrenador.
Para ello, las federaciones territoriales también tienen que poner algo de su parte. Si bien es cierto, que el coste del título primero de monitor de tiempo libre, no es excesivamente caro, podrían lograrse convenios con clubes para abaratar los costes y así empujar a aquellos que les guste este deporte a hacer el curso para posteriormente entrenar a un equipo.
Y después todo es más sencillo. Se les puede decir que entrenen a un equipo por parejas e incluso de tres en tres, para ir adquiriendo experiencia.

Y, ¿A qué viene toda esta campaña de “Alístate como entrenador”? Aparte de lo entretenido que resulta el curso y de lo práctico que es, debemos tener en cuenta que profesionales, se encargan de proporcionarnos amplios conocimientos, no sólo en lo técnico (Ofensivo y Defensivo), sino también en el reglamento, la psicología, los primeros auxilios, la seguridad o la higiene. Aspectos todos ellos de igual importancia a la hora de una práctica deportiva.

Cuando se es joven y no se tiene el título, se tiende a entrenar “por repetición”, es decir, aquello que hemos aprendido y visto en los entrenamientos de nuestros entrenadores, lo aplicamos nosotros a nuestro equipo. Algo completamente erróneo, porque el balonmano no es una ciencia exacta y no todo funciona igual.

Teniendo una base, en todos los aspectos, se puede actuar de manera individualizada, analizando los requisitos del equipo y adaptando los entrenamientos, por ejemplo. Así podemos crear ejercicios nuevos que sean apropiados para nuestros jugadores, en vez de soltar una retahíla de ellos sin sentido y sin fundamento.

¿ Y qué hacer en caso de un esguince de muñeca? ¿Y si sucede una parada cardiorrespiratoria? Todas esas preguntas pueden ser respondidas indefectiblemente si se obtiene el título de monitor de tiempo libre. Cómo ven no sólo el balonmano es un pilar clave en el curso; también otros campos de vital importancia durante la práctica deportiva.

Y no, no soy ningún gurú ni vendedor puerta a puerta que quiera encasquetarles un bueno, bonito y barato curso de balonmano. Simplemente quería, con esta columna, recalcar la importancia del balonmano base y de su formación, y de cómo por desgracia, se sustenta en unos pilares demasiado frágiles que coexisten con el éxito y los triunfos del balonmano nacional. ¿Se imaginan que podría llegar a ocurrir si nuestro deporte estuviera bien fomentado desde la base?

Comentarios

Estoy buscando algún entrenador con g anas de trabajar en la zona norte. Muchas gracias. Contacta Charlovius76@gmail.com

Añadir nuevo comentario