Logo Aragon Sport

El primer periódico multimedia del
deporte en Aragón
Logo Facebook Logo Twitter



Logo El Último Pase

Indultos

El Real Zaragoza mantiene su paso firme. El nuevo año ha traído consigo un equipo que se consolida, cada encuentro con más seriedad, como un sólido candidato a ascender a Primera División. Pero además de ganar partidos, los futbolistas se han ganado en 2014 el indulto de la afición. Un perdón que se intuía difícil de alcanzar tras el sinfín de problemas y guerrillas cruzadas que cerraron el pasado año. La unión entre ambos bandos que se escenificó en Anduva ejemplifica que el equipo de Paco Herrera ya no camina solo por el desierto de la Segunda División.
 
El conjunto aragonés ha mejorado en juego, pero el pilar sobre el que se asienta la transformación del Real Zaragoza es una actitud totalmente distinta. En Miranda de Ebro no desplegó un fútbol brillante, pero sí sólido y consistente. No sufrió en defensa de una forma excesiva, ni siquiera en esos balones colgados que hace no tanto tiempo provocaban una parálisis general a la zaga blanquilla. Resulta difícil de imaginar que allá por el mes de octubre se hubiera ganado este partido.
 
El triunfo se construyó desde atrás, pero se materializó gracias a los de arriba. Una jugada de Paco Montañés y un remate de Roger tras una falta sacada por Víctor Rodríguez. Lo ocurrido el sábado volvió a dar la razón a Paco Herrera ya que la entrada del canterano azulgrana desde el banquillo cambió el partido. Su reiterada suplencia se respeta, más si los resultados avalan la decisión del técnico, pero no se entiende. Uno se pregunta mientras ve jugar a Barkero o a Luis García cómo puede estar el canterano azulgrana sentado en el banquillo. Víctor Rodríguez merece ser indultado por un entrenador que lo ha encasillado como un mero revulsivo. Los buenos al campo.

El fútbol se despide hasta febrero, pero aún tienen que pasar muchas cosas en estos últimos días del primer mes del año. Paco Herrera sigue insistiendo en la necesidad de un tanque para la delantera y falta por ver qué ocurre con los tres repudiados por el club: Movilla, Paredes y José Mari. Se prevé complicado que encuentren una salida y no se vería con buenos ojos que la directiva repitiera las prácticas llevadas a cabo en agosto con Zuculini y compañía. Unos gestores que han tomado la honrosa medida de ceder a organizaciones solidarias la publicidad de la camiseta blanquilla. Merecen un aplauso, pero jamás gozarán del indulto de la afición. 

Añadir nuevo comentario