Logo Aragon Sport

El primer periódico multimedia del
deporte en Aragón
Logo Facebook Logo Twitter



Logo El Traspiés

Ghost Dog

Ghost Dog vaga por las calles de Nueva York totalmente ajeno a lo que pasa a su alrededor. Ropa ancha y capucha negra, su considerable figura pasa inadvertida en el bullicioso entorno que caracteriza a la considerada capital de occidente. No es que no forme parte de él, más bien se encuentra en otro plano totalmente diferente. Exhorto en la música de Wu-Tang Clan que emana de sus cascos, el personaje al que dio vida Forest Whitaker realiza vida contemplativa mientras el resto del mundo consume la suya a toda velocidad. Nadie sabe quién es o de dónde ha salido. La sociedad no le reconoce, pues no es hijo suyo. En el egoista mundo actual, Ghost Dog rige su vida acorde con el 'Bushido', el estricto código ético y moral de los samurais. Lealtad y honor hasta la muerte son sus principales preceptos, a pesar de lo anacrónico que estos valores puedan resultar en el presente.

 

En el baloncesto de la tiranía estadística, Joseph Jones es Ghost Dog. Una 'rara avis' que antepone el bien común al suyo propio. Porque para el pívot lo primero siempre ha sido servir al equipo, por encima de cualquier consideración individual. Algo que, como el misterioso samurai neoyorquino, ha demostrado con hechos y no palabras. La lista es casi interminable: aceptó hasta dos contratos mensuales debido a las especiales circunstancias del mercado, perdió 15 kilos de peso para poder competir físicamente en la Liga Endesa, pasó a un segundo plano en pro del estelar rendimiento de Henk Norel y volvió a primera fila cuando el holandés se lesionó de gravedad, aceptó jugar de cuatro tras el rutilante fichaje de Shermadini... La hoja de servicios del texano es intachable. Una característica tremendamente importante en la construcción de un equipo, pero que lamentablemente para los amantes del PC Basket 4.5 no se ve reflejada en la valoración por minuto. Seguramente, no haya ningún jugador que se haya ganado más el pertenecer a la plantilla del CAI Zaragoza.

 

Ahora Joseph Jones debe parar. Ya no puede más. Este lunes, el pívot rojillo fue sometido a una artroscopia y deberá permanecer en reposo entre cuatro y seis semanas. Se le espera para disputar el 'Play-off', aunque el conjunto zaragozano ha fichado a Ben McCauley, un temporero norteamericano, para cubrirse las espaldas por si acaso. Movimiento lógico y normal, más teniendo en cuenta la marcha de Gio Shermadini hace no muchas fechas. Paradójicamente, el juego interior rojillo ha pasado de poseer exceso de piezas a necesitar un refuerzo. Cosas de la competición, el destino y sus caprichos.

 

O, quizá, no tanto. Porque de las molestias de Jones se sabía hace tiempo. Tanto que no es descabellado pensar que, de haber seguido el poste georgiano, el desenlace hubiera sido el mismo. Esto es, descanso para el texano, pues, según trascendió en su momento, rara era la semana en la que no tenía que parar durante algún entrenamiento debido al dolor de su rodilla. Claro que aquellas informaciones contrastaban con el rendimiento ofrecido en pista. Nadie puede dudar que, dentro de la extraña temporada del CAI, repleta de lógicos altibajos debidos a su primera participación en Eurocup, el estadounidense ha sido uno de los jugadores más sólidos de la primera plantilla. Incluyendo el partido previo a ser intervenido quirúrgicamente. En Manresa, el poste firmó 12 puntos y seis rebotes para 17 de valoración. Permaneciendo en pista, además, durante los minutos decisivos. ¿Pero éste no estaba lesionado?, se preguntará el necio.

 

Jones jugó con dolor y jugó bien. Porque de eso se trata todo, de ser fiel al 'ethos' por encima de todas las cosas. Como Ghost Dog, el jugador mantuvo su palabra y llevó su compromiso hasta el extremo. Siguió, de manera recta, el camino del samurai.  

Comentarios

Muy buen artículo, si señor. Creo que refleja fielmente lo que es Joe Jones para el CAI Zaragoza, un personaje "secundario" que se ha vuelto protagonista porque se lo ha ganado en la pista. Cada año será más complicado renovarle porque cada vez se hace más notorio para los demás equipos y más jugando en Europa. Mi agradacimiento y mi ánimo a Joe para su pronta recuperación porque queremos verte jugar pronto de nuevo con el CAI Zaragoza.

Joe Jones es un jugador que por su capacidad, compromiso y rendimiento debe de continuar en este CAI, es un ejemplo para todos a la vez que una pieza importante de este equipo.

Añadir nuevo comentario