Logo Aragon Sport

El primer periódico multimedia del
deporte en Aragón
Logo Facebook Logo Twitter



Logo Tiro Libre y Posesión

Escalera de color

Una de las máximas del aventurado azar del póquer reza que la escalera, combinación de cartas por la que todas las figuras en una misma mano deben ir, en orden, de menor a mayor rango y, a ser posible, con la más alta cotización que se precie, es superior a cualquier otra asociación de la baraja. Una escalera real finiquitará cualquier conato de victoria de un oponenete. La escalera de color, no obstante, es la segunda combinación por orden de importancia y a bien seguro resultará ganadora en el 99,9 por ciento de las jugadas.

Bien, si de figuras de baraja americana en lugar de jugadores se tuviese consideración, el CAI Zaragoza mostró escalera de color (el rojo, claro) a cartas destapadas ante el F.C Barcelona, lo que le permitió llevarse la partida ante el tercer mejor equipo de la ACB. Cierto fue que las manos de los del meticuloso Xavi Pascual no fueron, ni de lejos, las más benévolas de la temporada. Todo lo contrario, el Barça autografió una de sus peores apariciones este año. Sin embargo, parte mayoritaria del mérito es del propio CAI, que una vez más desplegó su arrecife de coral cualitativo para descargar la responsabilidad por todo el vestuario: el equipo aragonés concluyó con cinco jugadores por encima de la barrera de los 10 puntos.

De forma precisa, fueron Viktor Sanikidze, con 15 puntos, Damjan Rudez, 12, Henk Norel y Ben McCauley, con 10 tantos cada uno, y Jonathan Tabu, quien se extendió hasta los 19 siendo el caudillo anotador del equipo. El base belga hizo comer de su mano al dúo de exteriores culé, que tuvo a Marcelinho Huertas como único destacado, y se doctoró, como todo el equipo, en dirección de finales ajustados con desenlace próspero.

Además de Tabu, mención especial merecieron las idas, venidas y vuelos varios que Sanikidze patentó ante el Barcelona. El georgiano terminó con 24 de valoración en una nueva función casi perfecta para él y que evidencia la crucialidad que ha adquirido en el equipo de José Luis Abós tras la fuga de Gio Shermadini. Prueba de ello fue su aparición en los highlights de la jornada con una espectacular jugada, rebasando a Bostjan Nachbar, y terminando en mate a dos manos.   

Por otra parte y aunque no sacaran sobresaliente en numeración, jugadores como Albert Fontet, Jon Stefansson o Michael Roll fueron la segunda oleada que sostuvo la estructura propia en el partido. Todos suman, nadie resta. Eso es el CAI. Un partido más con escalera de color en una mano para el recuerdo, ya que los registros solo cuentan dos victorias rojillas ante el Barça en ocho duelos en ACB, y una partida que ya ha cogido el rebufo de la quinta posición.    
  

Comentarios

Gran artículo, si señor

Añadir nuevo comentario