Logo Aragon Sport

El primer periódico multimedia del
deporte en Aragón
Logo Facebook Logo Twitter



Logo La Quinta de París

Adiós al último mohicano

Se marcha Víctor Muñoz del Real Zaragoza y con él se va también parte de la confianza ciega que se había puesto en los nuevos propietarios del club. Nadie dejará de agradecerle nunca a la Fundación Zaragoza 2032 que saliera al rescate de una entidad moribunda, como tampoco nadie preguntó ni preguntará de momento cómo es que a este grupo se le abrieron puertas que para otros permanecieron siempre cerradas. Cosas de la 'alta política'. Se prefirió mirar hacia otro lado porque salvar al Zaragoza era 'cuestión de Estado'. Pero eso no quita que lo sucedido con Víctor, el mismo al que hace unos tres meses se le desgarraba la voz cuando se refería a la agónica situación del club en el que se formó como futbolista y al que como entrenador llevó a la conquista de una Copa del Rey y una Supercopa de España,  haya hecho fruncir el ceño a más de uno. Aunque el crédito de los que mandan sigue siendo amplio, no es prudente tampoco bajar demasiado la guardia.
 
Se atravesaba precisamente en las fechas de aquella comparecencia de Muñoz, allí por finales del mes de julio, por una dura etapa en la que nadie sufría delirios de grandeza y todos parecían ir a una. Incluso se alertó al entorno de las dificultades de tener preparada para el inicio del campeonato una plantilla lo suficientemente competitiva y se le pidió paciencia. Las fechas y las limitaciones impuestas por la LFP, tanto en el número de fichas profesionales como en lo económico, provocaron que el Zaragoza confeccionara un plantel cogido con alfileres, formado por chavales de la categorías inferiores y jugadores cedidos o que llegaban con la carta de libertad.
 
Tras un inicio dubitativo, el equipo empezó a recoger frutos hasta situarse en zona de promoción y cerca del ascenso directo. Una racha de cuatro partidos sin ganar (1 punto de 12) han sacado al Zaragoza de aquella zona y lo que es peor, ha hecho descubrir a la opinión pública que no es oro todo lo que reluce y que ese proyecto iniciado en julio tenía importantes grietas estructurales. Así lo indica la destitución de Víctor, quien parecía piedra angular del asalto al ascenso pero que confesó no tener ningún tipo de sintonía con los propietarios desde el inicio.
 

Sin pretenderlo ni desearlo, ese escenario ha hecho mirar a tiempos no tan lejanos, en los que la inestabilidad reinaba en la SAD. La meteórica contratación del serbio Ranko Popovic, un desconocido al que todavía no es posible juzgar, no sirvió de paraguas al efecto producido por el adiós de Víctor, quien con otra espectacular rueda de prensa, explicó cuál era su ilusión,  motivación y objetivo al frente del Zaragoza, contó los problemas que tenía con los que mandan, desveló que en verano puso su cargo a disposición sin cobrar un duro, pidió perdón por sus errores, ensalzó a su director deportivo y a sus jugadores y, sobre todo, volvió a dar otra lección de zaragocismo. Víctor se  ha ido con aciertos y también con errores, por supuesto. Se ha ido con la sensación general de que estos últimos no eran suficientes como para despedirlo, sino que han servido como coartada. Y se ha ido como un señor. A día de hoy, al Zaragoza se le ha marchado el último mohicano. 

Comentarios

La Fundaciòn 2032, creo que ha cometido un gran error con cesar a un icono del zaragocismo como es ha sido y serà D. Victor Muñoz Manrique. Y no se crean los de la Fundaciòn que son inmunes como los politicos, cuando hagan las cosas mal hay que decirlas y lo que han hecho con Victor es demencial. Todos nos equivocamos y quizas en Soria, Victor se pasò en su despedida en su ultima rueda de prensa, sin preguntas el lo ha reconocido, pero lo que me parece intolerable por parte de la Fundaciòn es que no habia contacto con èl para nada, practicamente ni se hablaba copn el presidente Christian Lapetra, y sino lo querian porque no lo cesaron antes de comenzar la competiciòn. Victor ha declarado que en septiembre pusò su cargo a disposiciòn y no lo aceptaròn incluso sin cobrar ni un euro. El bueno de Victor ha demostrado con creces que es zaragozano-zaragocista y que quiere la entidad, siempre que lo han llamado ahi ha estado y casi siempre en momentos muy dificiles tanto como futbolista como entrenador. El que no quiera reconocer esto es que desgraciadamente esta ciego. Otro fallo grande de la Fundaciòn nadie ningun miembro de la junta directiva han comentado nada del cese, en fin todo muy mal, esperamos que por el bien de la entidad que es lo mas importante nuestro REAL ZARAGOZA, no se equivoquen con el serbio Ronko Papovic y que ojala no echemos de menos a nuestro Luis Molwny D. VICTOR MUÑOZ MANRIQUE.

Añadir nuevo comentario